Los expertos se decantan por pagar parte de las pensiones con impuestos

Los expertos se decantan por pagar parte de las pensiones con impuestos

La reforma del sistema de financiación de la Seguridad Social se va a convertir en uno de los hitos de la próxima legislatura.

Con un déficit de 17.000 millones que no hace sino ensancharse, y con la perspectiva de que en una década comiencen a jubilarse los nacidos en la etapa del baby boom, los partidos políticos parecen haber recogido el guante que les lanzan economistas y expertos.

las dos reformas de las pensiones de los años 2010 y 2013 no son suficientes y habrá que tomar medidas adicionales para garantizar el cobro de prestaciones dignas.

La financiación de parte de las pensiones a través de impuestos se impone como idea menos dolorosa frente a la decisión de recortar los más de diez millones de pensiones que ahora mismo se pagan en España.

"Para garantizar las prestaciones futuras se tiene que pensar en los impuestos", advierte Eduardo Bandrés, Catedrático de Economía de la Universidad de Zaragoza y ponente estos días del seminario Desafíos de la economía española, que se celebra a instancias de la Fundación de las Cajas de Ahorro, Funcas, en la Universidad Menéndez Pelayo de Santander (UIMP).

Este experto cree que una solución pasaría por elevar el IVA para dotar de sostenibilidad a un sistema que confiaba en un aumento anual del 5,5% de los ingresos "que no se está cumpliendo". Subir este impuesto, además, debería conllevar un ejercicio pedagógico importante por parte de los poderes públicos, que "solo lograrán una justificación política" a subir impuestos si saben concienciar a los ciudadanos de que hay que encontrar soluciones para garantizar el cobro de prestaciones dignas.

Bandrés, como Rafael Doménech, economista Jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research, cree que "no es suficiente" pensar en sacar Viudedad u Orfandad y financiarlas de forma distinta. "En realidad lo que estaríamos haciendo es trasladar de sitio el problema, pero no lo evitaríamos", asegura Domenech, quien alerta de que en el año 2050 serán necesarios 27 millones de cotizantes para sostener un sistema de 15 millones de pensionistas (ahora son nueve).

Doménech cree que son los ciudadanos "quienes tienen que decidir si aceptan que sus pensiones suban menos que hasta ahora; si se pagan también con impuestos; o si confían únicamente en las reformas estructurales para mejorar el mercado de trabajo". A su juicio, "se tendrá que producir un mix de las tres situaciones".

Fuente: El Economista.

Si te gustó el artículo, compártelo!